Embelleciendo el Rostro del Mundo

Arte Mítico

El Brillante Espíritu: el Dios de Nuestra Realeza Divina sobre las células de Nuestros cuerpos, -y sutilmente también, sobre el resto del mundo-. IKH Vive en Nosotros y fuera de nosotros, -como un Ser Alado y Luminoso, que puede desplazarse por el infinito y la eternidad-.